Daygame o hablarle a quien desees

Daygame

¿Qué es el daygame? Primero déjame hacerte unas preguntas.

¿Has fantaseado alguna vez con que una persona desconocida te hablara en la calle? ¿Que te cayera bien? ¿Y que le acabes dando tu número de teléfono porque te ha gustado?

Suena bien, ¿a que sí? ¿Te imaginas haciéndolo tú?

Siempre nos sorprende o asusta cuando un desconocido nos habla en un momento inesperado. Se nos encienden todo tipo de alarmas. ¿Me quiere robar? ¿Será una persona agresiva?.

La psicología evolutiva dice que entrar en esta ‘paranoia’ es una reacción instintiva.

Hace 3 millones de años, cuando los simios empezaron a caminar erguidos, establecer contacto con una tribu vecina podía suponer acabar con una piedra incrustada en el cráneo.

El miedo a conversar con desconocidos se fue grabando poco a poco en nuestro ADN. Tanto, que hoy nos sigue poniendo en alerta. Es por este motivo que hablar con un extraño nos sigue pareciendo ‘peligroso’.

¿Ahora entiendes un poco más el origen de tu timidez?

Hoy en día, por suerte, hay leyes y recibimos un poco más de educación que los simios.  Tampoco hay piedras en la calle para machacar cabezas. Así que, vamos a relajarnos un poco, ¿vale?

Haciendo amigos con DAYGAME

El daygame es un concepto americano. Viene del mundo del crecimiento personal. Consiste en expresar un sentimiento a alguna persona desconocida en la calle (durante el día) con el fin de establecer algún vínculo con ésta.

Pero, ¿expresar un sentimiento? ¿implica bajar una rodilla y declarar tu amor a un extraño? Para nada. Vayamos por partes.

Imagina que ves a una persona mirando el móvil y se ha puesto a reír. A veces, nos hace gracia una escena así, ¿verdad? Pues puedes ir a decirle a ese chico o chica que andabas un poco tristón y que cuando la/lo has visto reír te ha alegrado un poco la mañana.

Felicidades, acabas de hacer daygame. Le acabas de comunicar a alguien un sentimiento de alegría.

¿Te parece una locura? Pues si pruebas de hacerlo una sola vez, recibirás tal dosis de adrenalina y endorfinas que no querrás parar de hacerlo.


¿Cual es la mejor forma de hacer DAYGAME?

1.- Ser Educado. Especialmente si la persona a la que vas a hablarle es del sexo opuesto. Tan sencillo como pedir permiso. Por ejemplo:

-Hola, puedo decirte algo de los zapatos que llevas?
-Eh… sí, claro.
-Me encantan. Te quedan genial con el conjunto que llevas hoy. ¿Dónde te los has comprado?

Huye de coaches de seducción que se creen con derecho a agarrar por el brazo a los desconocidos. O bien, evita a quien te recomiende girar a las personas de un tirón de brazo. Todo ello, con el fin de atraer la atención de la persona y demostrar ‘dominancia’. ¡Huye!

2.- Ser educado implica no insistir. Cuando pides permiso, la persona puede negarse. Por ello, tienes que respetarlo.

Asimismo, recuerda que el simio interior de esa persona siente que la situación es ‘peligrosa’. Hay que dejar espacio a ‘nuestro nuevo amigo’ para que se tranquilice.

Entonces, si te han dicho que NO vas a tener que irte. Ya encontrarás a otra gente que se sienta más sociable. Así que, discúlpate y desea un buen día con una sonrisa.

3.- Detecta señales que indiquen que la persona está cómoda con tu presencia.

  • Si él o ella sonríe cuando le expresas algún sentimiento, puedes seguir preguntando, le has caído en gracia, obvio.
  • Recuerda mirarle los pies. Si se gira hacia a ti, has conseguido despertar su interés. ¡Bravo!
  • Si te hace a ti a alguna pregunta. ¡Genial! quiere conocerte

En cambio:

  • Si te ha dado permiso para hablarle pero cruza los brazos,
  • responde con monosílabos, no sonríe,
  • tiene su cuerpo enfocado hacia una dirección diferente a la tuya.

Discúlpate, sonríe y desea un buen día 🙂

Y ahora tranquilo

Es normal si sientes que hacer daygame es como tirarte a un precipicio. Te causará pánico o incluso ansiedad.

Te puedo asegurar que si utilizas estos consejos muy pocas veces vivirás una experiencia negativa. Yo a día de hoy, no he vivido NINGUNA.

Puede ser que te encuentres con gente muy bruta, que te dirá que NO de una forma desagradable. No osbtante, no reacciones mal. Piensa que hemos sido nosotros los que nos hemos interpuesto en el camino de alguien. Por eso, no te enfades. No tienes ningún derecho. Ignora esa mala experiencia y ¡sigue probando!

Si tienes alguna duda sobre hacer daygame, ponte en contacto conmigo. Me encantaría ayudarte.

Espero que el post te haya gustado. Un saludo.



¡Pásate por la sección de Libros seleccionados por el equipo de WATM! Alimenta tu espíritu crítico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.